Papel de regalo

Como hemos comentado en otros artículos, el regalo es sólo una excusa para mostrar sin palabras nuestro afecto y cariño por la persona a la que regalamos.

El producto físico en sí la mayoría de las veces no es tan importante.

Es mucho más importante cuidar los detalles: la presentación, cómo lo envolvemos, qué papel elegimos, si incluimos alguna nota, cómo se lo vamos a dar a la persona en cuestión, en qué momento…

Todo forma parte del juego y en general disfruta más la persona que lo organiza que la que recibe el regalo. Ver la cara de sorpresa o felicidad no tiene precio.

 

Ideas para elegir el papel de regalo

 

El color

No hay ninguna regla escrita sobre qué color es más adecuado. Simplemente se trata de elegir una tonalidad que encaje más o menos con el tipo de regalo, el motivo del mismo y la personalidad de la persona que lo va a recibir.

Para regalar a una niña o a un niño seguramente los colores más vivos, que destaquen mucho y si llevan estampados con dibujos mejor que mejor. De todas formas ya sabemos que lo van a destrozar 🙂 para averiguar rápidamente qué se esconde tras el envoltorio.

Para un regalo romántico o para una ocasión muy especial quizás los tonos oscuros y los estampados sencillos ayuden a crear ese ambiente más tranquilo y solemne. Lo puedes complementar con un lazo dorado o plateado, para dar ese toque más clásico.

Los regalos de cumpleaños, Navidad y Reyes por ejemplo… para mí son situaciones muy alegres y posiblemente los colores vivos, con muchos contrastes de tonalidades entre cada regalo, serían mi principal elección.

A veces, para sorprender, puedes elegir un color o una tonalidad que choque completamente con lo que se esperaría en esa situación. Es una apuesta un poco más arriesgada, pero aquí estamos para ser originales… 

 

Textura, forma y tipo de papel

Esto es ya una elección mucho más personal.

El papel de regalo típico que podemos encontrar en una tienda o papelería suele ser liso y brillante. 

Puedes elegir algún papel con textura rugosa o con patrones para darle cierto volumen y más presencia. 

El papel kraft también es una muy buena opción si además lo adornamos con algún lazo llamativo o hacemos nuestra propia personalización.

A veces es más práctico comprar una bolsa de regalo (aunque en el interior el regalo también vaya envuelto). Por ejemplo para fiestas, cuando queremos hacer algún pequeño regalo a los asistentes. Hay bolsas de regalo que son una auténtica maravilla, muy atractivas y elegantes. 

 

Personalización

Si añadimos algún tipo de personalización vamos a ganar muchos puntos.

Podemos hacer nosotros mismos algún tipo de decoración personal para colocar o pegar sobre el papel de regalo base. 

Podemos escribir una nota a mano que refleje lo que sentimos por esa otra persona, para agradecerle algo o simplemente para hacerle sentir mejor.

Podemos incluir etiquetas o adornos para complementar al papel de regalo.

 

 

Algunas opciones para comprar

 

 

 

 

 

 

 

queregalooriginal.com